Category

Sin categoría

El papel del Estado en el crédito COVID y en las economías vulnerables

By | Sin categoría | No Comments
Las tasas de interés bajas, la liquidez y una política de apoyo estatal son tres elementos que juntos son condición necesaria para apoyar un proceso de recuperación, pero no serán suficientes mientras la causa de la recesión que es de carácter sanitario no esté resuelta. No basta con abrir las puertas para irnos de compras cuando de manera sistemática estamos alertando a la población “quédese en casa”. Ingresos a gotas no es posible realmente por la intereacción del tejido empresarial. Hay un afán objetivo de activar negocios por parte del empresario y quizás el trabajador y un temor objetivo de irse de compras por parte del consumidor. y son la misma persona.  Hay liquidez sin oferta de crédito no obstante la urgencia del gobierno de impulsar la economía. Nadie discute la necesidad de apoyo a las empresas por parte del Estado, plazos de gracia en la deuda, contratos de mutuo de largo plazo y además una línea de garantía del gobierno hasta por el 90% del riesgo. Sin embargo aquí hay una segunda restricción y es que hay un conflicto no declarado con la racionalidad bancaria que no obstante estar siendo presionada ahora por el Estado para que otorgue las líneas de crédito Covid-19, no puede con sus reglas, su apetito de rentabilidad y las reglas de riesgo Basilea.  Cuando a la Banca se le requiere, como lo está gritando el mundo entero, para que cumpla una función social con el crédito, apoyando sectores empresariales afectados de manera grave o sectores vulnerables que es igual, y donde está la razón de ser del Estado; la banca se paraliza porque su negocio, su rentabilidad y estabilidad queda cuestionada.  Siendo así la política del Estado queda obstruida. Este problema debe inquietarnos y preguntarnos sobre el papel del Estado frente al sector financiero y su capacidad de transmitir la política monetaria a las empresas y al empleo.  La tercera gran restricción para que el Estado trasmitiese sus políticas a las empresas y a la población es que alrededor del 50% del empleo total es informal y por lo tanto no hace parte de los...
Read More

EL CRÉDITO ES LA HIDROXICLOROQUINA PARA LAS EMPRESAS

By | Sin categoría | No Comments
Mientras en el mes de Marzo el gobierno y su ministro de hacienda anunciaba a todo pulmón como una importante política de alivio paras las empresas una fuerte “dosis” de crédito de cerca de 14 Billones, sus críticos salían a cuestionarlo como suelen hacerlo, acusándolo de una alianza con la banca para enriquecerla. (creo que los bancos lo hacen de manera más inteligente) Pues bien, lo que no sabían los estrategas del gobierno y no entendieron sus críticos y los de la banca que desafortunadamente muy poco la conocen, es que ni a los Bancos les interesaba ni a las empresas les servía. Eso nos dicen las cifras más recientes. Veamos: 1. El primer factor que impidió tomar decisiones fue lo repentino de la pandemia. En el mes de Marzo prácticamente se paralizó el mundo y ese ejercicio era inédito. Las consecuencias del aislamiento primero, luego las del contagio y finalmente las inquietudes sobre el control de la enfermedad llevaron a un exceso de información y una preocupante dispersión en las proyecciones de los datos que ayudaran a entender el panorama.  2. En este escenario, con más del 60% de las empresas con ingresos disminuidos y flujos de caja negativos en los tres meses siguientes no puede esperarse que la solución sea tomar una dosis de crédito: primero es ahorrar gastos y con ligeros dudas bajar empleados. Finalmente eso sí quedó claro con los índices abrumadores de desempleo. El crédito no cura una caída sostenida de ingresos. Este es el punto: se pierde un tiempo precioso y necesario para aliviar la crisis cuando al igual que un médico aplica la hidroxicloroquina al covid, que es útil a la malaria o al lupus.  Y el crédito? 3. Los Bancos mientras tanto hicieron silencio y tomaron cautela con el encarte, por decirlo así, ¿a quien le prestan? Ellos sencillamente tampoco querían prestar puesto que un remesón mundial tan brutal los dejaba igualmente inmóviles o inútiles en los cálculos frente al riesgo. Quietos, todos quietos, todos aislados, con quebrantos financieros. A quien le prestaban? Los comités cerraron las llaves del crédito y sostuvieron la inercia...
Read More